Al igual que sucede en Los Aleros, desde el mismo momento de su inauguración, en 1991, La Venezuela de antier ha contribuido al desarrollo económico, social y cultural de la comunidad a la cual pertenece. Los sectores de El Salado, Manzano, Ejido, El Portachuelo, Los Curos entre otros son los principales proveedores del recurso humano que labora en esta empresa, la cual emplea aproximadamente 200 personas cada temporada vacacional. Los pobladores e instituciones de estas mismas comunidades -y de otras comunidades del estado- son beneficiarias igualmente de un programa permanente cooperación social y económica.


Igualmente, La Venezuela de antier mantiene un programa permanente mediante el cual unidades educativas de todos los niveles, comunidades organizadas, asociaciones deportivas y culturales, organizaciones benéficas e instituciones públicas y privadas de todo el país, disfrutan la visita a este parque mediante descuentos o entradas gratuitas, según sea el caso. Desde 1991, anualmente aproximadamente 10.000 niños, jóvenes, adultos y adultos mayores se benefician de este programa el cual les proporciona sano esparcimiento, diversión y enseñanza sobre la cultura y la historia de Venezuela. 

Para obtener mayor información sobre cómo disfrutar de este programa escribe a Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.