“Debemos utilizar 4 cosas, mente, corazón, honestidad y humildad”

Por: Gabriela Characo / Fedecamararadio.com

En una entrevista llena de anécdotas; Alexis Montilla, fundador, director y gerente general, de los parques que son considerados emblemas turísticos en el estado Mérida como la Montaña de los sueños, la Venezuela de Antier, la Venezuela de Antier como parque natural y Los Aleros, describió toda la historia que llevó a la creación de cada una de las estructuras.

“Son cuatro locuras que yo he hecho aquí”, destacó mientras relataba en una entrevista vía telefónica en el programa “Turismo en Línea”, todas sus experiencias y visiones que obtuvo desde que salió de su pueblo natal Cachopo, ubicado en el mismo estado.

“Yo soy del páramo merideño de Cachopo, y desde niño vi que en la familia unos nacían para hacer una cosa u otra, y a mí me encantó la naturaleza y la parte recreativa. Cuando mi papá y yo nos vinimos de Cachopo, en los años sesenta, mi papá lavó pisos y yo lavé platos en el Hotel Prado Río de Mérida, que hoy es Venetur”, comentó.

Los Aleros, el pueblo que levanta las buenas cenizas de lo hogareño y antiguo

A partir de la experiencia en Prado Río, Montilla decidió fundar un restaurant hace 55 años que se llama El Caney, donde se puede pescar la trucha, cerca del pueblo Los Aleros, nació la visión de construir un pueblo que se pareciera a su lugar de nacimiento con ambientes que conservaran la naturaleza recordando la década de los veinte del siglo pasado, adquirió un terreno y cinco años después, tenía la mitad construida.

“En el restaurante, ofrecía la guía para ir a ver la construcción de Los Aleros, primero por 1 bolívar y luego por 5 bolívares que compartía con los trabajadores, y de ahí comienzo a hacer la Venezuela de Antier”, añadió.

Locuras de sueños en Chiguará 

Luego de este proyecto, viajó a un pueblo llamado Chiguará, donde fue a “hacer otra locura” llamada la “Montaña de los sueños”, un parque inspirado en obras arquitectónicas y urbanas de la Mérida en las décadas de los cincuenta, sesenta y setenta que abrazan las artes audiovisuales, tales como el cine, la radio la televisión, la música, la fotografía y el teatro.

En este parque se sitúa el del automóvil el cual alberga a más de 40 autos antiguos de los años 40 hasta los 80, incluyendo vehículos de clásicos del cine y la televisión y presidenciales.

“También hice una cuarta obra, de ‘esas locas’, Venezuela de Antier como parque natural, donde están los osos frontinos, donde los niños pueden darles tetero a los becerritos, entre otros contactos con los animales”, afirmó sobre su última obra turística.

“Y la gente siguió creyendo en este ‘loco chachopero’ como yo siempre digo…”

Montilla comentó que, desde hace unos 20 años, lleva todo contabilizado, además considera que día a día une a millones de personas que han pasado por las atracciones, expresando que es la felicidad que posee.

“Yo estoy acá para indicarle a cualquier venezolano que quiera como poder hacer cualquier proyecto como yo lo he hecho, todo sin dañar la naturaleza (…) no hay nada imposible, los 35 millones de venezolanos podemos hacer cosas hermosas”, añadió.